caldereta manchega

La gastronomía en Castilla-La Mancha y Almagro es todo un mundo por descubrir para un buen número de comensales, los cuales se pueden quedar completamente asombrados del amplio recetario con el que cuenta esta zona de España, conocida por sus deliciosos platos, elaborados de la manera más tradicional y con productos de la máxima calidad.

Junto a la historia, cultura, arquitectura, naturaleza y también la cercanía de sus gentes, quizá la gastronomía castellano manchega sea uno de esos alicientes que nadie debe perderse en un viaje por estas tierras, delicia para todos los sentidos.

Teniendo en cuenta la gran tradición en la cría del cordero de esta región, sobre todo los del Valle de Alcudia, y de la experiencia en su forma de preparación, no podemos hablar sino, de la caldereta manchega, uno de los grandes exponentes de su cocina, capaz de sorprender y satisfacer a cualquier paladar.

Ingredientes para una caldereta manchega

Para que la caldereta manchega salga deliciosa, lo más importante es seleccionar productos de calidad y sobre todo, nunca tener prisa en su elaboración. Aunque hay diferentes formas de prepararla y en algunos lugares los ingredientes pueden diferir ligeramente, nosotros os proponemos la siguiente receta. Para ello, necesitaréis:

Una pierna y una paletilla de cordero troceadas.

  • 1 Hígado de cordero.
  • 2 Cebollas, 2 tomates, 4, dientes de ajo 1 un pimiento.
  • Aceite de oliva.
  • 1 Litro de vino blanco.
  • 2 Huevos cocidos.
  • 50gr. de almendra molida.
  • Pimentón dulce y sal a discreción
  • Agua.

Elaboración

Una vez tengamos la carne limpia de grasa, tendremos que salarla y la reservaremos.  Por otro lado picaremos las cebollas, pimientos, tomates, el pimentón y un poco de sal y lo sofreiremos con un chorrito de aceite junto a los ajos, aunque éstos deben echarse cuando el aceite no esté demasiado caliente, evitando que se quemen y amarguen.

Cuando el sofrito esté listo agregaremos la carne y removeremos bien, después echaremos el vino y lo dejaremos hervir a fuego lento. Mientras tanto, trocearemos la pieza de hígado y la sofreiremos en una sartén. Cuando esté dorado lo escurriremos bien y lo echaremos en una fuente a la que añadiremos la yema de los huevos cocidos y las almendras. Lo machacaremos bien hasta conseguir una masa homogénea.

Una vez se haya consumido gran parte del vino de la olla, le agregaremos dos vasos de agua y se vuelve a dejar cocer de nuevo hasta que el caldo vuelva a reducir. Llegado ese momento echaremos la masa que hemos hecho con el hígado y lo dejaremos cocer durante unos cinco minutos, momento en el que podremos rectificar de sal si es necesario.

Es un plato que se sirve bien caliente y mucho mejor si está acompañado de un buen pan casero y de cualquiera de los buenos vinos manchegos.

Comentarios estan cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.