perdiz en escabeche

Visitar Almagro siempre es una buena idea, independientemente de la temporada en la que nos encontremos, porque este destino tiene un encanto muy especial en cada estación. En un lugar como este hay visitas obligadas a muchos de los monumentos de su impresionante conjunto histórico-artístico, hacer una buena parada para conocer su historia, su cultura, tradiciones… Algo de lo que tampoco podemos olvidarnos es su excelsa y deliciosa gastronomía.

Tradicional, casera y exquisita, esos podrían ser tranquilamente tres de los muchos calificativos que podríamos darle al recetario almagreño, donde uno de sus platos más deliciosos que podemos encontrar es la perdiz escabechada.

Es una de las especialidades de la cocina castellana y se trata de un plato que puede comerse tanto caliente como frío, aunque se suele recomendar degustarlo tibio porque es como mejor se aprecian los sabores.

Receta de la perdiz escabechada

Aunque lo mejor para probarla es visitar Almagro, por ejemplo, os vamos a ofrecer la receta para que podáis disfrutar del sabor de Castilla en vuestro hogar. Para su elaboración necesitaremos:

  • 2 perdices.
  • 4 dientes de ajo.
  • 1 zanahoria y1/2 cebolla.
  • 1/2 taza de vinagre, 1 taza de aceite de oliva virgen extra y 1 vaso de vino blanco.
  • 2 hojas de laurel, 1 clavo, una rama de tomillo, pimienta negra molida y sal.

Elaboración

Comenzaremos con unas perdices completamente limpias y preparadas (desplumadas, evisceradas, etc.) Es recomendable tenerlas sumergidas en leche alrededor de unas tres o cuatro horas antes de ponerse a prepararlas.

Después de este tiempo las salpimentaremos y las doraremos ligeramente en una sartén con muy poco aceite de oliva. Cuando estén doradas por el exterior las sacaremos y reservaremos mientras hacemos el escabeche.

En una cazuela alta donde puedan quedar sumergidas las perdices en líquido sin que rebosen echaremos el aceite, vinagre, vino blanco, las zanahorias cortadas en rodajas, el ajo un poco machacado, la cebolla en aros, el clavo, el laurel y el tomillo.

En este caso hay que cocer la carne, como sucede en muchos otros escabeches, para lo que hay que poner el fuego al mínimo y si se tiene un termómetro de cocina mucho mejor, con lo que evitaremos que sobrepase los 70 grados, temperatura a la que tendremos que cocerlo durante una hora y media aproximadamente.

Cuando quieran servirse se retiran de la cazuela, se quitan las hierbas, el ajo y el laurel y se puede triturar el escabeche para acompañar a las perdices, donde se recomienda comerlas a temperatura ambiente para notar mejor sus sabores.

Comentarios estan cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.