fotografia de vacaciones

A todo el mundo nos encanta sacar fotos durante nuestras vacaciones, para enseñárselas a nuestra familia y amigos y también para guardar un buen recuerdo de esos momentos, aunque no siempre salen las fotos como deseamos. En esta entrada vamos a proporcionarte una serie de consejos para que aproveches al máximo el potencial de tu cámara y los recuerdos de tus fotos sean mucho más nítidos.

Posición respecto a la luz solar

En muchas ocasiones se suele cometer el error de ponerse de espaldas al sol para evitar que su luz deslumbre a quienes se está fotografiando. Esto hace que se produzca un contraluz, dado que la luz del sol incidirá directamente sobre la lente de la cámara y lo que se fotografiará serán dos siluetas oscuras y la foto quedará arruinada, por tanto siempre frente al sol o dejándolo a un lado, aunque saldrán sombras en el lado contrario.

Posición de la cámara

Independientemente de la cámara que se use (réflex, bridge, compacta, etc.), la posición del dispositivo es importante. Si se quiere sacar un paisaje o a una persona dejando constancia de dónde ha estado, indudablemente la cámara debe estar en horizontal. Si se prefiere un retrato se aconseja el formato vertical.

Condiciones de luz

No siempre tendremos las mejores condiciones de luz para tomar las fotografías deseadas y a ello hay que sumarle que en verano, las horas centrales del día son las peores para sacar fotografías, siendo mejor al atardecer o a primera hora de la mañana. Si entramos en lugares cerrados y resguardados de la luz solar es importante conocer bien nuestra cámara y cambiarle la sensibilidad ISO, pasando de un 100 a un 200 o a un 400 ISO o en casos de más oscuridad subir a 800. A otras sensibilidades como 1600 o 32200 (aunque hay más, dependiendo de la cámara) comenzaremos a notar grano, algo que arruinará la fotografía.

Estabilidad

Si se quiere hacer una buena fotografía de un paisaje no hay nada mejor que utilizar un trípode, con lo que evitaremos la trepidación de la imagen (imágenes movidas). En caso de que no se tenga un trípode se debe utilizar una superficie sólida y resistente y disparar desde ahí o mucho mejor aún, utilizar un disparador remoto si se tiene, aunque también podremos utilizar el temporizador de la cámara para evitar movimientos de la imagen.

Las matemáticas importan

Para quienes no tienen demasiada experiencia, un consejo para que las fotografías queden equilibradas, se puede tomar como referencia una línea recta, bien sea horizontal o vertical y ajustarla al borde de la cámara según el visor, de esta forma conseguiremos, aunque no exactamente al 100%, una buena simetría en las fotos que saquemos.
Recuerda que la peor foto de tus vacaciones es la que no sacas.

Comentarios estan cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.