hoguera los santos viejos

Diferentes épocas del año son ideales para visitar Almagro y dejarse llevar por el encanto de una localidad milenaria, llena de cultura y tradiciones. Sin embargo, pocas tienen tanta importancia cultural, social e histórica para nuestro municipio como los meses de enero y febrero. En esos días, concretamente a partir del 17 de enero, comienzan unas de las festividades que más intensamente se viven y disfrutan en nuestra localidad: Los Santos Viejos.

Es el mencionado día, el tercer sábado de enero, cuando, coincidiendo con la festividad de San Antón, se da el ‘pistoletazo de salida’ a los festejos de más raigambre. Si estás pensando en conocer Almagro, probablemente ésta sea una de las épocas del año más recomendables, ya que Los Santos Viejos encierran en su tradición gran parte de su alma.

Los actos principales de los festejos de San Antón tienen lugar en la ermita que alberga la imagen del santo (la Ermita de San Juan), frente a la cual se emplaza una hoguera la víspera del 17 de enero. En general, todo Almagro se convierte en un verdadero espectáculo de luz, en el que los diferentes barrios de la localidad también emplazan sus propias hogueras, en las que el efecto purificador del fuego sirve como símbolo de la quema de todo lo negativo que deparó el año precedente.

En las celebraciones, los visitantes pueden probar los que, probablemente, son el plato y la bebida más íntimamente asociados a esta época: el somallao y la limoná. Una vez que termina la festividad de San Antón, Los Santos Viejos continúan con las fiestas de San Ildefonso (23 de enero), La Virgen de la Paz (24 de enero), La Virgen de la Candelaria (2 de febrero) y San Blas (3 de febrero).

Las fiestas de San Ildefonso y la Virgen de la Paz representan la segunda de las celebraciones de los Santos Viejos, un día especial que se hace coincidir con el fin de semana más cercano a ambas fechas (23 y 24 de enero), en el que la localidad se engalana y sale a la calle para celebrar, bailar o comer unas migas, en la explanada junto a la Ermita del Santo. La festividad de San Blas, el 3 de febrero, es la que pone el punto y final, hasta el siguiente año, de Los Santos Viejos y, asimismo, sirve como antesala de los Carnavales.

En definitiva, si estás pensando conocer Almagro en enero, puede ser interesante que hagas coincidir tu visita con estas celebraciones. En Casa Resekas tenemos preparado para ti y los tuyos unos apartamentos perfectamente equipados, en un emplazamiento privilegiado y lleno de historia, para que sólo te tengas que preocupar de pasar un fin de semana inolvidable.

Para quedarte en Almagro en los Santos Viejos puedes contactar con nosotros. Somos tu alojamiento contemporáneo en un entorno rural e histórico cargado de encanto.

0 Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.